Nuestra historia.

 

En 1938 Ramón Álvarez Fernández se trasladó a Gijón fundando la Confitería La Fe, en un pequeño local muy cerca de la actual Calle Libertad, en el centro de la ciudad.